Imprimir
PDF

LO QUE PAGAMOS POR LA DEUDA DE OTROS

el 16 Enero 2014.

3.000€ anuales por hogar, y subiendo.

68.000€ si la quisiéramos cancelar de golpe.

Con nuestra deuda pública de un billón de euros nos ocurre lo mismo que con las muertes por televisión en guerras de países lejanos,  que a fuerza de verlo todos los días estamos totalmente inmunizados (por no decir otra cosa) y nos da lo mismo ciento que ciento ochenta pero esta es la pesada mochila con la que carga un niño al nacer, esta es la carga que deberemos afrontar durante un largo periodo de tiempo y si a eso le sumamos el rescate disfrazado de los bancos el coste individual es todavía más aberrante.

Lo peor de ello es que todavía hoy da la impresión de que las consecuencias de esa deuda no va con nosotros porque la única realidad que contemplamos es la que tenemos enfrente de nuestros ojos bajo la forma de hipoteca (el reto nacional mensual) y cuando de repente nos suben los impuestos parece que esta medida se ha tomado al azar y por generación espontánea y no es así: Esa deuda pública de un billón de euros  está formada en buena parte por tramas gurtels, eres de Andalucía, palacios de congresos a medio acabar, aeropuertos y autopistas sin tráfico y con estudios de viabilidad hechos al tun-tun más un sinfín interminable de derroche público con la plana mayor del PP y PSOE mirando hacia otro lado porque saben que dentro de 2 años seguirán ocupando más del 80% del arco parlamentario y eso si que es total y absolutamente culpa nuestra.

Aquí hay un problema nacional y se llama poco respeto o aprecio por el bien público ya que entendemos que ese bien es de otros y no nuestro (solo cuando nos detenemos un segundo nos damos cuenta de lo ridículo de ese pensamiento, el problema es que ese segundo nunca lo tenemos) y así se explica que un alto cargo de la Junta de Andalucía se gaste en cocaína el dinero destinado a los parados de su Comunidad o que buena parte de los representantes del Govern Balear aprovechen un viaje a Rusia para gastarse en copas, o no, el dinero de todos en el Pub Rasputín porque al no ser ese dinero de nadie pues es mío. Lo mismo vale con estancias en hoteles de seis estrellas, comidas o cenas en restaurantes de la guía Michelín, regalos y prebendas a conocidos y un largo etcétera de excesos.

 

deuda

 

En otros países hay un reflejo instantáneo cuando se daña un bien público. En Alemania, Estados Unidos, etc, tu vecino no se va a pensar dos veces el denunciarte si tu perro orina en la calle o si sin querer golpeas una farola. Aquí no solo dejamos que 50.000 hooligans vomiten y orinen sus vergüenzas en las calles de Magalluf o S´alou sino que rezamos para que el próximo año vuelvan ya estas calles no son nuestras sino de otro. En nuestra propia casa, en nuestra propia Comunidad, el vecino del cuarto da un golpe destrozando la puerta de entrada al edificio y no decimos nada porque esa puerta no es nuestra sino  de la Comunidad… ¿¿??.

Todo ello parece ridículo, parece de cajón,  pero se da constantemente en el día a día y si ocurre en nuestro patio de vecinos se manifiesta igual pero con mucha mayor crudeza en la “alta” política y la “alta” economía. Cuando nos aumentan los impuestos, cuando congelan salarios, cuando aumentan las inspecciones, cuando aumentan las cuotas,  todo ello son manifestaciones de una misma realidad y  no dolería, o no debería doler tanto,  cuando hay una gestión responsable del patrimonio público pero esa gestión ni de lejos se ha dado. Aquí, como dicen muchos, no ha habido un problema de vivir por encima de nuestras posibilidades sino un problema de nulo sentido de la solidaridad y el beneficio común es la base en la que debe sustentarse toda política social y económica,  sino es así, la realidad, el orden normal de las cosas, acaba reclamando con agresividad lo que le pertenece en forma de impuestos y medidas radicales que están desahuciando a un camino sin retorno a un sector amplísimo  de nuestra población.

Dirección y Contacto

Gestoría Alemany

Calle de Ramón Llull, nº2
07150 Andratx - I. Baleares

phone 971 13 79 86 / FAX: 971 13 79 87

cell 655 45 25 29 / 685 64 31 88

Email IconFormulario de Contacto