Blog

Imprimir
PDF

PERSONA FISICA O SOCIEDAD LIMITADA

el 16 Mayo 2014.

  Una de las decisiones más importantes que uno debe afrontar cuando quiere llevar a cabo una actividad económica es la de optar por llevarla a cabo como persona física (la archiconocida, pero parcialmente errónea, a pie de calle como figura del “autónomo”) o como empresa (sociedad limitada, básicamente).

                                         i-have-a-nice-plan-530692-s

Dos deben ser básicamente las razones que nos lleven a decantarnos por una u otra posibilidad:

1.-Razones económico-fiscales:

*El importe económico de los trámites para actuar como persona física son sustancialmente inferiores a los necesarios para actuar como persona jurídica (solo los gastos de constitución de la sociedad limitada implican un coste medio de unos 600€).

*Si nos damos de alta como persona física nuestra actividad se verá sujeta al irpf, un impuesto progresivo muy interesante para beneficios pequeños pero tremendamente perjudicial (casi expropiador) cuando la actividad y rentabilidad del negocio va en aumento (un pico del 52% del irpf frente al 25% lineal del impuesto sobre sociedades).

2.-Razones patrimoniales: Aunque cada vez más la diferencia a efectos de responsabilidad entre una persona física y una jurídica está más diluida, partamos de la base de que un autónomo responde con todo su patrimonio (empresarial y familiar) de un devenir negativo de la actividad económica ejercida, es decir, cuando la cuenta corriente del negocio y los bienes de la actividad no puedan hacer frente a las deudas con proveedores o con organismos públicos (básicamente Hacienda y la Seguridad Social) serán los bienes familiares los que ocupen su lugar mientras que siendo sociedad limitada los únicos bienes que responderían, en principio, serían los de la empresa.

Imprimir
PDF

LO QUE PAGAMOS POR LA DEUDA DE OTROS

el 16 Enero 2014.

3.000€ anuales por hogar, y subiendo.

68.000€ si la quisiéramos cancelar de golpe.

Con nuestra deuda pública de un billón de euros nos ocurre lo mismo que con las muertes por televisión en guerras de países lejanos,  que a fuerza de verlo todos los días estamos totalmente inmunizados (por no decir otra cosa) y nos da lo mismo ciento que ciento ochenta pero esta es la pesada mochila con la que carga un niño al nacer, esta es la carga que deberemos afrontar durante un largo periodo de tiempo y si a eso le sumamos el rescate disfrazado de los bancos el coste individual es todavía más aberrante.

Lo peor de ello es que todavía hoy da la impresión de que las consecuencias de esa deuda no va con nosotros porque la única realidad que contemplamos es la que tenemos enfrente de nuestros ojos bajo la forma de hipoteca (el reto nacional mensual) y cuando de repente nos suben los impuestos parece que esta medida se ha tomado al azar y por generación espontánea y no es así: Esa deuda pública de un billón de euros  está formada en buena parte por tramas gurtels, eres de Andalucía, palacios de congresos a medio acabar, aeropuertos y autopistas sin tráfico y con estudios de viabilidad hechos al tun-tun más un sinfín interminable de derroche público con la plana mayor del PP y PSOE mirando hacia otro lado porque saben que dentro de 2 años seguirán ocupando más del 80% del arco parlamentario y eso si que es total y absolutamente culpa nuestra.

Aquí hay un problema nacional y se llama poco respeto o aprecio por el bien público ya que entendemos que ese bien es de otros y no nuestro (solo cuando nos detenemos un segundo nos damos cuenta de lo ridículo de ese pensamiento, el problema es que ese segundo nunca lo tenemos) y así se explica que un alto cargo de la Junta de Andalucía se gaste en cocaína el dinero destinado a los parados de su Comunidad o que buena parte de los representantes del Govern Balear aprovechen un viaje a Rusia para gastarse en copas, o no, el dinero de todos en el Pub Rasputín porque al no ser ese dinero de nadie pues es mío. Lo mismo vale con estancias en hoteles de seis estrellas, comidas o cenas en restaurantes de la guía Michelín, regalos y prebendas a conocidos y un largo etcétera de excesos.

 

deuda

 

En otros países hay un reflejo instantáneo cuando se daña un bien público. En Alemania, Estados Unidos, etc, tu vecino no se va a pensar dos veces el denunciarte si tu perro orina en la calle o si sin querer golpeas una farola. Aquí no solo dejamos que 50.000 hooligans vomiten y orinen sus vergüenzas en las calles de Magalluf o S´alou sino que rezamos para que el próximo año vuelvan ya estas calles no son nuestras sino de otro. En nuestra propia casa, en nuestra propia Comunidad, el vecino del cuarto da un golpe destrozando la puerta de entrada al edificio y no decimos nada porque esa puerta no es nuestra sino  de la Comunidad… ¿¿??.

Todo ello parece ridículo, parece de cajón,  pero se da constantemente en el día a día y si ocurre en nuestro patio de vecinos se manifiesta igual pero con mucha mayor crudeza en la “alta” política y la “alta” economía. Cuando nos aumentan los impuestos, cuando congelan salarios, cuando aumentan las inspecciones, cuando aumentan las cuotas,  todo ello son manifestaciones de una misma realidad y  no dolería, o no debería doler tanto,  cuando hay una gestión responsable del patrimonio público pero esa gestión ni de lejos se ha dado. Aquí, como dicen muchos, no ha habido un problema de vivir por encima de nuestras posibilidades sino un problema de nulo sentido de la solidaridad y el beneficio común es la base en la que debe sustentarse toda política social y económica,  sino es así, la realidad, el orden normal de las cosas, acaba reclamando con agresividad lo que le pertenece en forma de impuestos y medidas radicales que están desahuciando a un camino sin retorno a un sector amplísimo  de nuestra población.

Imprimir
PDF

¿RESISTIREMOS EL 2014?

el 07 Enero 2014.

Hoy 7 de Enero,  es el día D que muchos hemos agendado en nuestro calendario mental para desperezarnos de la amnesia  (por otro lado, más que necesaria) individual y colectiva de las fiestas de Navidad y lo marcamos en rojo para situarnos frente a la tradicional cuesta de Enero. Delante de ella,  es muy lícito que a más de uno le asalten las dudas de si aguantaremos o no la embestida de otro año, motivos no faltan:

-Los salarios continuaran a la baja, el SMI congelado.

-La luz ya ha subido el 2,3% (y ojo, se va a volver a subastar dentro de 3 meses por lo que hay que esperar nuevos aumentos).

-La inversión en sanidad caerá y ya acumulamos un 10,4% desde el 2010 por lo que la calidad que se pierde por el camino la ha de sufragar el bolsillo particular.

-La alegría que hemos experimentado por la  disminución de los tipos de interés hipotecario se va a estancar con los mismos durante el 2014.

-Las comisiones bancarias por cuenta corriente disparadas un 200% desde el 2007 mientras la banca acumula unos beneficios indecentes.

-La caída de los prestamos bancarios a autónomos y empresas durante el 2013 respecto al 2012 suma la barbaridad de 113.000 millones de euros y durante el 2014 no tiene visos de mejorar.

-El IVA se va a mantener en el 21% y no es descartable un nuevo aumento durante este año.

-Los impuestos municipales como el IBI y la tasa de basuras va a continuar subiendo (en algunos ayuntamientos, de forma desproporcionada).

-Ya se está barajando para un futuro próximo la eliminación la deducción de los gastos por adquisición de la vivienda habitual con efectos retroactivos. La citada deducción es el principal motivo del derecho a devolución del 80% de los contribuyentes obligados a presentar la declaración de la renta.

-La retención a los profesionales se va a mantener en el 21% cuando estos contaban con la promesa de Montoro de que en el 2014 iba a descender al 19%.

-La Agencia Tributaria ya no va a aceptar el aplazamiento/fraccionamiento de las deudas por retenciones o ingresos a cuenta (mods 111,115, 130, 303, 310, 202). El citado aplazamiento suponía un importante respiro para muchos empresarios ya que el tipo aplicado era sustancialmente inferior al que concedían las entidades bancarias.

-Se modificará las retenciones a las sociedades fijándolas en el 21% durante el 2014.

…………bufffff. Viniendo ya  de un lustro muy complicado,  hemos terminado  un 2013 sin recibir tregua y con la lengua fuera iniciamos un nuevo ejercicio nada fácil  por mucho que lo quieran presentar/disfrazar como el de la recuperación económica. Si se da,  la misma va a ser mínima y en términos macroeconómicos, nunca en la economía real (además, mucho ojo con las consecuencias económicas del referéndum catalán) y algunos parches como el nuevo criterio de caja en el iva (al que por cierto, hay muy pocos empresarios adscritos por todo lo que comporta) o las novedades en la ley de emprendedores no van a solventar a nadie la papeleta

Ante esta realidad de subidas fiscales, congelaciones salariales, disminución de la financiación bancaria y un largo etcétera de factores negativos en contra, ¿Qué hacer?. El camino es solo uno, tenerla en cuenta y al mismo tiempo dejar de pensar en ella para centrarnos en todo aquello que depende de nosotros y podemos cambiar para mejorar, algunas cosas del tipo “no rendirnos” o “trabajar en aquello que realmente nos apasiona” pueden parecer más propias de manuales de autoayuda pero no por ello dejan de ser ciertas y  en una mundo en el que no podemos intuir lo que nos espera mañana mejor jugárnosla con aquello que realmente nos gusta y sabemos hacer.

 

ecommerce 2014

 

Mención aparte merece la autoformación, aunque es cierto que en los últimos años  hay una mayor preocupación por la misma, está preocupación es puntual, no cultural y motivada por la crisis,  porque todavía hoy no hemos eliminado mentalidades conformistas del tipo “una vez acabada la carrera y con un master a mis espaldas, si tengo la suerte de que me contraten, no tendré que volver a estudiar en toda mi vida salvo reciclajes puntuales” o “si consigo el trabajo en tal empresa y con mis actuales conocimientos, aptitudes y experiencia puedo estar tranquilo durante mucho tiempo sin necesidad de nada más”.

En Japón tienen, desde hace décadas, totalmente implantada en su cultura empresarial el “kaizen” o “mejora continúa” tanto en las empresas como en sus trabajadores y por muy bueno que hayas podido llegar a ser, la falta de kaizen por un periodo determinado de tiempo es causa automática de despido mientras aquí en plena crisis estamos cansados de ver a empleados de banca, de ayuntamientos, de empresas privadas, cuya ambición personal y profesional (si es que alguna vez la tuvieron) hace siglos que quedó totalmente estancada y cuya única expectativa vital pasa por sálvames de luxe o por jubilaciones anticipadas.

Esta crisis, en el mejor de los casos va a  durar 4-5 años, muchos se van a adaptar a la misma y mejoraran con ella pero habrá unas capas importantes de la población activa que van a estar en crisis hasta su jubilación porque no van a querer/no van a poder adaptarse a los nuevos cambios (por cultura, por edad) y pasarán a estar subvencionados “in-eternum” por el estado. Será labor del gobierno la de intentar que este estrato social sea el menor posible, será obligación nuestra la de aprender, la de afilar nuestras habilidades, la de mejorar de por vida.

Imprimir
PDF

YA NO VAS A MENDIGAR QUE TE CONTRATEN

el 30 Diciembre 2013.

Para aquellos cuyo trabajo o profesión representa más,  mucho más,  que estampar su firma en una nómina a final de mes y cuya expectativa vital no se reduce a la agonía de un lunes a las 9h desear que sea viernes a las 14h,  puede que no esté tan lejano el momento en que un contrato laboral pase a un segundo plano.

El empleo del futuro no pasa precisamente por reducir las infinitas modalidades contractuales a solo 4 porque el problema de base continúa siendo exactamente el mismo:  En un país donde contratar a un trabajador sigue costando al empresario (tanto al potentado del IBEX 35 como al pequeño autónomo de provincias que no llega a final de mes) el importe de la nómina más un 40% de la misma, aprox, en concepto de Seguridad Social (una de las más caras de toda la economía mundial) supone que este se lo piense dos veces antes de dar un paso adelante.

Ni este gobierno ni el que viene detrás va a echar seriamente una mano al emprendedor (o si, pero para llevársela directamente al cuello, apretando) reduciendo valientemente la cuota de aportación a las arcas públicas, tal y como muchos economistas claman, ya que este es el principal freno que lastra las contrataciones. Los pequeños parches en forma de bonificaciones o reducciones temporales de la cuota a pagar están demostrando que no sirven para nada y más teniendo en cuenta que las fuentes de financiación privadas siguen totalmente cercenadas llevándonos a un callejón sin salida.

Por otro lado, ¿qué va a ocurrir con el trabajador?: cuando esta crisis amaine, y por mucho que digan  no le queda menos de tres años, aquel que no dependa de la hostelería, construcción o similares y esté adecuadamente formado  se va a hacer muy fuerte y su posición ya no será la misma frente a la empresa. La evolución espectacular que ha traído consigo la era de la tecnología y del conocimiento (con una rapidez en los cambios muy superiores a los que provocó en su momento la revolución industrial)  está abriendo caminos que antes eran imposibles de vislumbrar, uno de ellos es el de los recursos humanos, entendidos ya no como una relación descendiente, de mando y ordeno, sino como una relación de tu a tu entre empresario y trabajador.

En muy poco tiempo, menos de un siglo, los trabajadores han pasado de ser tratados como simples esclavos, con jornadas laborales interminables, donde eran simples piezas de un engranaje industrial en el que el fallo o rotura de una de ellas era simplemente sustituida por otra, donde la tan manida conciliación familiar era una quimera… a pasar desde hace solo unos 40 años a una sociedad en que los citados trabajadores no solo son poseedores de derechos sociales sino que además la empresa, en muchas ocasiones, es vista como una madre amparadora y catalizadora de realización profesional y personal… y en esas estábamos cuando ha irrumpido la era tecnológica que por aquellas ironías del destino va a terminar humanizando lo impensable.

En un futuro que está a la vuelta de la esquina el trabajador no dejará que sus aspiraciones personales y profesionales vengan prefijadas por una determinada organización. En la era de la información y el conocimiento, la imagen del trabajo como actividad asociada a un sitio y a un horario concreto procedente del entorno de la cadena de montaje va a pasar a mejor vida, dejando  de ser  elementos necesarios para el buen funcionamiento del sistema para convertirse en peligrosos

Lastres de la innovación y la productividad. Trabajo es lo que haces y no el sitio al que vas. (José Miguel bolivar, dixit).

Si se tiene a un personal comprometido se tiene fuera de horarios, de vacaciones estipuladas y tasadas a 30 días por año (la definición de lo que son las vacaciones acabará siendo algo obsoleto ya que van a quedar totalmente integradas por el trabajo y el trabajo pasará a ser parte integrante de cada sujeto pero no al nivel de preponderancia y subyugación irracional que tenía hasta ahora), de jornadas laborales y de centros de trabajo, si estás comprometido e ilusionado con tu trabajo lo estás independientemente de que a las 13h 30 estés comiendo con tus hijos,  que  a las 17h salgas a practicar deporte o que de 10h a 12h estés perfeccionando tu inglés. En un mundo tan competitivo como este que un profesional por muy bueno que sea no tenga este espíritu de libertad y al mismo tiempo una mentalidad y compromiso de empresario supone una reducción importante de sus capacidades.

¿Ciencia ficción?, ¿Soñar gaitas? En absoluto, ya está aquí la figura del “freelancer” (personas que trabajan a distancia para la realización de determinados proyectos). Grandes organizaciones a nivel mundial como ODESK tienen a su disposición 2,6 millones de freelancers. En España, la empresa NUBELO trabaja de este modo con 76.000 profesionales. Ahora mismo, en Estados Unidos, esta figura representa el 35% de la población activa, en el 2020 supondrá la mitad de la misma.

Pero toda esta nueva realidad no se regala: La tecnología está transformando a gran velocidad no solo el modo en que trabajamos sino el propio adn del trabajo (eliminando algunos y creando otros) lo que supone que hay que estar dispuestos a aprender durante toda nuestra vida profesional para garantizar nuestras condiciones de empleabilidad y al mismo tiempo, tener mentalidad de empresarios tanto si estamos contratados por otros como si no.  Fruto de todo ello se está implantando en las empresas de todo el mundo una clara tendencia a organizar el trabajo no a modo de empleo para siempre sino en base a proyectos de una duración determinada.

El futuro está muy cerca,  antes los grandes cambios económicos, políticos, sociales, tardaban décadas en fraguarse y los veías venir.  Ahora el futuro llega en años y se presenta sin avisar obligando a una adecuada preparación para adaptarse rápidamente y no ser engullidos por el mismo, tanto si se ha nacido en la era digital como antes de su ebullición.

Preparación e intuición para no equivocarnos, es mucho lo que hay en juego.

contratos

Imprimir
PDF

PRESTACIONES O LIMOSNAS SOCIALES

el 13 Diciembre 2013.

Si desgraciadamente usted enviudara antes de los 50 años ¿podría subsistir con 651€ mensuales (o 437€, en el caso de que su pareja hubiera sido autónomo/a?) ¿Podría subsistir con esa cantidad, si además de pagar hipoteca, tuviera hijos u otro tipo de cargas? Bien, esta posibilidad no es remota, es la realidad a la que se enfrentan la inmensa mayoría de los ciudadanos (cerca del 90% según fuentes de la Seguridad Social) que deben de sobrevivir al fallecimiento de su pareja.

Cuando hablamos de prestaciones públicas inconscientemente pensamos, básicamente,  en la prestación por desempleo, la ayuda familiar sino reunimos los requisitos de la anterior y la prestación por jubilación y así a todos, aunque tan solo sea vagamente, nos suena que para tener derecho al desempleo en su modalidad contributiva debemos de haber trabajado 12 meses o  que para tener derecho a la prestación de jubilación tendremos que llegar a los 67 años con un mínimo de tiempo cotizado (ver artículo anterior de este blog), mínimo que con todas las reformas habidas y por haber se irá progresivamente elevando lo que nos obliga a pensar en sistemas de ahorro privado (ya sea a través de planes de pensiones u otros modos de protección del patrimonio)… Es decir, quien más, quien menos tiene cuatro nociones de por donde van los tiros y la realidad futura no nos cogerá totalmente fuera de juego si hemos tenido la cabeza sobre las espaldas y hemos sido un poco previsores; pero en el caso de la viudedad el problema es doble, por un lado, la escasa cantidad que se recibe y por otro, el total desconocimiento de la misma por parte de la población (sinceramente, ¿Cuántos conocían que fuera esa la cantidad a percibir?) lo que supone una nula preparación para hacer frente a esta situación añadiendo a la desgracia personal un problema económico que puede ser dramático y de grandes dimensiones.

enfermedad

 

¿Cómo acceder a una prestación superior por este concepto?, no es nada sencillo:

1a)      Con carácter general se percibe el 52% de la base reguladora

1b)      La cuantía puede llegar al 70% (máximo) siempre y cuando se den todos y cada uno de los siguientes requisitos:

-Que el pensionista tenga cargas familiares:

*Que conviva con hijos menores de 26 años o mayores incapacitados

*O bien que los rendimientos de la unidad familiar incluido el propio pensionista, divididos entre el número de miembros que la componen no supere en cómputo anual el 75% del salario interprofesional vigente en cada momento.

-Que la pensión por viudedad supere la principal o única fuente de ingresos (se entiende que se da esta cuando el importe de la pensión supera el 50% del total de los ingresos del pensionista).

-A partir de Enero 2013, que los rendimientos anuales del pensionista (incluyendo la propia pensión de viudedad) no exceda de 17283,07€.

 

ahorro

 

La realidad económica y social, en términos generales, es bastante sencilla salvo que nos la quieran ocultar con medias verdades (escaso tejido industrial, nula inversión en I+D, altísima tasa de desempleo y sobretodo, una pirámide poblacional que se invierte incrementando la masa de población de avanzada edad que “saca” dinero de la hucha de la Seguridad Social a través de las correspondientes prestaciones mientras disminuye radicalmente la que ingresa, la que cotiza, debido al paro y a la histórica baja tasa de natalidad) que condiciona a la baja todas  las prestaciones públicas. Por otro lado, tal y como publica el diario EXPANSIÓN en su edición del pasado 16 de Noviembre, el PP podría sacar de la Seguridad Social las pensiones de supervivencia (viudedad y orfandad) para ser costeadas por los impuestos generales. Es decir, pasarían de ser mantenidas por todos los trabajadores a serlo por todos los contribuyentes (jubilados incluidos). La viabilidad y sostenibilidad de esta medida está por ver.

Todo ello nos acaba remitiendo a la única solución realmente disponible: nuestros propios medios, nuestras propias fuerzas, camino que nos debe obligar a ser previsores, a ahorrar (por la vía que sea) o asegurar nuestro patrimonio para hacer frente a reveses imprevistos pero muy reales (todos tenemos familiares, amigos o conocidos que antes de llegar a los cincuenta la vida los ha partido por la mitad) para no empeorar o incluso hundirnos en una situación sin retorno en la que no vale “a mi eso no me puede pasar”, porque pasa y pasa en cada momento.

 

Dirección y Contacto

Gestoría Alemany

Calle de Ramón Llull, nº2
07150 Andratx - I. Baleares

phone 971 13 79 86 / FAX: 971 13 79 87

cell 655 45 25 29 / 685 64 31 88

Email IconFormulario de Contacto